• Blog Uniclaretiana - Estudiar a distancia 1.jpg
  • Blog Uniclaretiana - Créditos Universitarios 1.jpg
  • Blog Uniclaretiana - Universidad a distancia.jpg

Un día en la vida de un trabajador social: orientación familiar

Por Uniclaretiana el 18 enero, 2019

 Blog_Uniclaretiana_870x282px_170119

Hoy vamos a dar un vistazo en la vida de Myriam Rebecca Barón, trabajadora social del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Ella ejerce con orgullo su labor, pues está convencida del cambio social que se puede dar desde la familia, puesto que es el núcleo fundamental de la sociedad, donde se forma el ser humano en principios y en valores. Además, es la base para que una persona sea útil en la sociedad. 

Esta será una serie de varios blogs sobre “Un día en la vida de un trabajador social”. Cada uno abarcará un enfoque diferente del trabajo social, como trabajo comunitario, trabajo de campo, ONG, acompañamiento a personas en situación de discapacidad, docentes o asesoría de proyectos.

 

Myriam empieza su día temprano en en el centro zonal Galán. Hoy debe encargarse del seguimiento del caso de una bebé cuyos padres no estaban garantizando sus derechos y ahora sus abuelas deben hacerse cargo de ella.

De ahí sale a terreno a San Isidro, una de las zonas más vulnerables y de alto riesgo de Ibagué. Una denuncia anónima la llevó allí hace tres meses y desde entonces hace intervención cada 15 días y se asegura de que la familia de Liliana esté en condiciones óptimas: casa limpia, que los niños estén yendo al colegio, que los estén alimentando bien, que no sufran ningún tipo de maltrato, que estén bien de salud, etc.

 También puedes leer: ¿Cómo son las prácticas en Trabajo Social?

Dice Myriam, que la denuncia es un agente importantísimo para su trabajo, pues es el punto de partida para salvar vidas y para el proceso de acompañamiento tanto del trabajador social como del psicólogo. El trabajo conjunto de los dos profesionales brinda los insumos necesarios para que el defensor de familia tome las medidas adecuadas.

 

Más tarde se dirige al sector de San José. Allí hace seguimiento a un grupo de hermanos que ha sido reintegrado a su abuela, después de que sus padres los usaran para actividades de microtráfico. Es complicado apartar a los niños de su familia cuando existe entre ellos un vínculo de apego con sus abusadores y como sus derechos se están vulnerando lo primordial siempre debe ser restablecer velar por los derechos de los vulnerados.

También puedes leer: 5 empleos para profesionales en trabajo social

El día termina con la realización de un proceso de consulta previa de la mano del ministerio del interior y el cabildo indígena Tolaima, que tiene como objetivo evitar que tres niños indígenas vayan a medida de adoptabilidad.

 

Al terminar el día, Myriam se siente satisfecha de la labor cumplida. Está convencida de que su profesión promueve el cambio positivo en las familias, en especial en la vida de las mujeres. Además, aporta a la resolución de problemas en las relaciones humanas, al fortalecimiento de la autonomía de las personas para así aumentar su bienestar. Todo eso se traduce en una transformación social para Colombia. Sin embargo, también reconoce que la responsabilidad es enorme frente a casos que involucran a niños, niñas, adolescentes, adultos y ancianos.

 

Todos sus compañeros la reconocen como una mujer dedicada, comprometida y apasionada por su labor. Eso es definitivo. Si algo es necesario para ejercer como trabajador social es amor y pasión por la labor. En Uniclaretiana formamos trabajadores para la transformación social, apasionados y comprometidos con su labor y con su país. Si tienes inquietudes sobre esta carrera profesional o si te interesa, puedes solicitarnos información. Siempre estaremos dispuestos a escucharte y a responder tus dudas.

 

*Fuente: Un día en la vida de una trabajadora social ICBF

Temas: Estudiar Trabajo Social

Suscríbete al Blog

Infografía 10 Ventajas de estudiar a distancia